Ascensores / 8 mayo 2023
/

Tipos de ascensores. ¿Cuál se ajusta mejor a tus necesidades?

Los ascensores pueden clasificarse atendiendo a diferentes aspectos. Hasta ahora, os hemos hablado de la diferencia entre ascensores hidráulicos Vs ascensores eléctricos. Sin embargo, en este post recogemos varias clasificaciones más sobre los tipos de ascensores que existen, ahondando en otro tipo de factores y circunstancias que varían en función de la tecnología utilizada o en los sistemas de movimiento. ¡Coged papel y lápiz!

Tipos de ascensores según el sistema de tracción

Ascensores eléctricos

Los ascensores eléctricos (también llamados de adherencia) son accionados por un grupo tractor compuesto de: motor (eléctrico), polea tractora, y opcionalmente un reductor.
El giro del motor provoca la rotación de la polea tractora. Sobre dicha polea pasan los cables de suspensión que trasladan este movimiento a la cabina y al contrapeso haciendo que podamos desplazarnos entre las plantas.

Ascensores hidráulicos

También llamados «oleodinámicos», los ascensores hidráulicos son accionados mediante una central hidráulica compuesta por: una bomba hidráulica, un grupo de válvulas y un depósito de aceite.
Cuando la bomba hidráulica impulsa aceite a alta presión al conjunto cilindro-pistón provoca su expansión lo que se traduce en el movimiento de subida de la cabina. El movimiento de bajada es producido por la apertura de una válvula que permite el retorno del aceite al depósito de la central hidráulica esto contrae el pistón y arrastra la cabina hacia abajo.
A diferencia de los ascensores eléctricos, los hidráulicos no requieren de contrapeso. 

Comparativa con diferencias entre ascensores eléctricos e hidráulicos

Características generalesAscensor eléctricoAscensor hidráulico
Carga nominalLimitación de carga.Admite gran capacidad de carga.
Velocidad nominalAlcanza altas velocidades, superiores a 1 m/s.No alcanza velocidades superiores a 0,63 m/s.
RecorridoPuede recorrer grandes alturas.Limitado. No salva grandes alturas.
Potencia contratadaMenor, debido a la existencia de contrapeso. Mayor rendimiento y ahorro energético.Más elevada, hasta 3 veces más que un ascensor eléctrico con las mismas prestaciones.
Desgaste de la instalaciónDesgaste de los componentes de tracción debidos al rozamiento.Requiere sustituir el aceite.

La tracción hidráulica, fue muy utilizada a finales del SXX y durante los primeros años del SXXI por su versatilidad y capacidad de adaptación a huecos pequeños, por no necesitar un cuarto de máquinas en la parte superior del ascensor. Esta flexibilidad hizo posible instalar este tipo de ascensores en edificios existentes que carecían de elevador y contaban con poco espacio, utilizando los huecos de escaleras o patios donde no cabía un ascensor eléctrico.
Actualmente está en desuso ya que los ascensores eléctricos sin cuarto de máquinas ofrecen la misma capacidad de adaptación siendo más eficientes, contaminando menos (al no requerir aceite) y siendo incluso posible su conexión con placas solares.

La tracción eléctrica:

Requiere de menor potencia contratada. Debido a este factor, el ascensor eléctrico tiene un uso más extendido y una tecnología más desarrollada.

Las instalaciones de tracción hidráulica quedan reservadas para ascensores de grandes cargas y bajas velocidades, como montacargas, montacoches, elevadores para uso industrial.
También se instalan ascensores hidráulicos para huecos que no admiten la existencia de contrapeso o ascensores panorámicos de corto recorrido con una finalidad donde prima más lo estético que lo funcional.

En cambio, el ascensor eléctrico es apto para inmuebles de mayor altura, dónde se necesita una mayor velocidad para tener una mayor capacidad de movimiento de personas.

Tipos de ascensores según la ubicación del grupo tractor

Ascensores con cuarto de máquinas (CCM)

El cuarto de máquinas es un habitáculo cerrado donde se almacena el grupo tractor y el armario de maniobra del ascensor. El recinto requiere de unas dimensiones mínimas y aporta unas cargas que deben tenerse en cuenta en el dimensionado del edificio donde se va a instalar. Además, se debe dotar a la habitación de ventilación, alumbrado y protecciones eléctricas. Asimismo, también puede ser necesario albergar otros elementos que se requirieran para la instalación del ascensor. Las características de este espacio están armonizadas y se recogen en la norma UNE-EN 81-20:2017.

Para ascensores eléctricos, la sala de máquinas debe estar idealmente en la parte superior del hueco. Por su parte, el cuarto de máquinas de un ascensor hidráulico puede situarse separado de éste (aunque existen límites de lejanía, a fin de no disminuir el rendimiento de la instalación).

Ascensores sin cuarto de máquinas (SCM)

Los ascensores sin cuarto de máquinas no requieren de un recinto cerrado específico para ubicar la maquinaria del elevador ya que esta se sitúa en el interior del hueco. Esto supone un ahorro en el espacio destinado al ascensor y una ventaja estructural respecto a los CCM ya que:


1) En edificios de nueva construcción ganamos una planta al no tener que incluir el cuarto de máquinas.

2) En edificios existentes dónde vayamos a montar un ascensor, al requerir menos espacio, es la solución idónea ya que hace más fácil su instalación al no necesitar ese espacio destinado al cuarto de máquinas.

3) En sustituciones de ascensor eléctrico CCM por SCM, la comunidad ganará para el uso que quieran el espacio antes destinado al cuarto de máquinas.

Tipos de ascensores según el chasis de cabina

El chasis o bastidor es una estructura metálica sobre la que se fija la cabina, es la estructura donde se sujetan los cables (en el punto de tiro), que como ya hemos visto son los encargados de trasladar en movimiento del motor a la cabina.
Se desplaza por el interior de hueco por las guías.

Ascensores con chasis de pórtico o centrado

Esta disposición es la más aconsejable, la cabina se desliza sobre las guías en el mismo plano del centro de gravedad de la cabina, consiguiendo mayor confort de viaje.

En estribos de tipo pórtico, sólo son posibles 2 accesos a la cabina: embarque a 0 y 180 grados.
Es decir, una única puerta o dos puertas enfrentadas.

Ascensores con chasis de mochila

Debe su denominación a su frente en forma de “L” que recuerda a una mochila. Con este tipo de bastidor el centro de gravedad de la cabina está desplazado respecto al plano de deslizamiento de las guías y del punto de tiro.

Esta solución se utiliza para conseguir más flexibilidad en los accesos de cabina ya que permite instalar puertas hasta por 3 flancos. Es posible el embarque a 0º, 180º y 270º (o 90º si las guías y el contrapeso se ubican en el lado izquierdo)

También es idónea para huecos pequeños debido a la ubicación del contrapeso.
En los chasis de pórtico el contrapeso y sus guías se ubican, habitualmente, en perpendicular a las guías de cabina mientras que en los chasis de mochila se ubican en paralelo requiriendo así un hueco más compacto.

Comparación entre chasis de pórtico y de mochila

El chasis de mochila no es apto para grandes cargas, pues requiere de un bastidor muy robusto para que este no afecte, además de gran número de fijaciones y más cables de suspensión. Esto supone sobrecostes en el chasis de mochila respecto al de pórtico para una instalación con las mismas prestaciones.

En lo que respecta al contrapeso, el tamaño del contrapeso del chasis de mochila es considerablemente más pequeño que el pórtico. Esto implica que el llenado del contrapeso debe hacerse con cargas de mayor densidad, lo que también encarece el precio de la instalación.

En términos de accesibilidad, el chasis de pórtico sólo admite dos embarques: a 0º y a 180º. En cambio, el estribo de mochila permite otro embarque más, a 90º o 270º, según la posición del grupo tractor y el contrapeso. En algunas instalaciones, esta característica puede suponer un requisito indispensable.

Sobre las dimensiones de hueco, el chasis de pórtico requiere de una planta más grande que el de mochila, que necesita de menores medidas de fondo y ancho de hueco.

En definitiva, el chasis de pórtico tiene un uso más extendido, ya que transmite menores esfuerzos a la estructura y tiene un menor coste para la instalación. Mientras, el sistema de chasis de mochila queda reservado para huecos donde no puede ubicarse un bastidor de tipo pórtico debido a sus dimensiones o por requerimientos de acceso a 90º.

En términos generales, los ascensores con estribo de pórtico se instalan en edificios de obra nueva, donde no existen demasiadas restricciones de espacio. En cambio, los ascensores con chasis de mochila se reservan para inmuebles con restricciones de espacio, como sustituciones de ascensores o remodelaciones de edificios existentes sin ascensor, donde es frecuente instalar el elevador en el hueco de la escalera. 

Tipos de ascensores según la suspensión

La suspensión del ascensor es el conjunto de elementos que sostienen y mueven la cabina y, en su caso, el contrapeso. Se hacen dos distinciones: suspensión directa, si la cabina tiene la misma velocidad que la polea tractora (en ascensores eléctricos) o que el pistón (en ascensores hidráulicos); o suspensión indirecta, para el caso contrario. La tipología de suspensión no afecta únicamente a la velocidad del ascensor, sino también a otras características de la instalación.

Sin embargo, a diferencia de las anteriores clasificaciones, no afecta de igual manera en función del sistema de tracción. Por ello, no se pueden comparar directamente estas relaciones.

Suspensión directa

La relación entre la velocidad lineal de la polea tractora (para tracción eléctrica) o la del pistón (para tracción oleodinámica) con la cabina del ascensor es 1:1, es decir, la misma.

Para la tracción eléctrica, el sistema de suspensión tiene un accionamiento similar al de una polea simple. Está formada por la polea de tracción y los cables de suspensión unidos a la cabina y al contrapeso. Según la posición del sistema tractor pueden ser necesarias poleas desviadoras, pero estas no afectan a la velocidad de cabina, por lo que no modifican la relación.

En cambio, en la tracción hidráulica, la cabina es impulsada directamente por el pistón hidráulico. Esto implica que el recorrido del ascensor está limitado por la longitud del pistón. Se distinguen dos posibilidades según la posición del tiro: tiro lateral o tiro central.

Suspensión indirecta

También denominada suspensión diferencial, provoca que la velocidad lineal de la cabina sea distinta a la del elemento motriz. Según el tipo de tracción afecta:

Ascensores eléctricos

El uso de la suspensión indirecta está cada vez más extendido ya que es más eficiente al requierir menor potencia contratada en la instalación.
Nuestro ascensor ION, por ejemplo, cuenta con este tipo de suspensión.
El sistema recuerda al de los polipastos (conjunto de poleas), pues, gracias a los sistemas de poleas, se reduce el par motor necesario para elevar la carga.

A su vez, se reduce la velocidad nominal de la cabina respecto a la polea tractora. Para una relación 2:1, la velocidad lineal de la polea tractora es el doble que la de la cabina. Sin embargo, esto no implica desventaja, ya que la tracción eléctrica no está limitada por la velocidad.

Ascensores hidráulicos

La suspensión indirecta 2:1 es la más frecuente en ascensores hidráulicos de pequeñas cargas.
Esta relación se consigue, mediante el uso de cables de suspensión y una polea situada en el extremo del pistón, que permite incrementar al doble la velocidad de la cabina y su recorrido con respecto a la velocidad y el recorrido del pistón mejorando con ello, considerablemente, las características de la tracción oleodinámica 1:1.

Sin embargo, la suspensión indirecta aumenta el consumo de potencia, pues requiere de mayor caudal. Además, la acción de la polea genera mayores esfuerzos en el extremo del pistón.

En la suspensión indirecta el tiro siempre es lateral, en cambio, el tipo de chasis depende del número y de la disposición de los pistones. De forma estándar se emplea un solo pistón y un bastidor de mochila para elevar pequeñas cargas. Por el contrario, en instalaciones con mayor carga nominal como montacoches o montacargas, se requiere de más de un pistón y generalmente se sirven de chasis de pórtico.

Por supuesto, si tienes cualquier duda, ¡estamos #SiempreDisponibles para asesorarte!

Esperamos que este análisis detallado de los diferentes tipos de ascensores que existen en el mercado te sea de ayuda pero te recomendamos asesorarte con un profesional ¿quieres instalar o sustituir un ascensor? ¡contacta con nosotros!