Ascensores / 2 octubre 2021

Retraso en el suministro de materias primas [COMUNICADO]

Toda Europa está sufriendo una situación complicada con el suministro de materias primas y, en especial, con el de componentes electrónicos. Los plazos de entrega y los precios se han disparado e incluso se están anulando pedidos en curso sin ofrecer alternativa ni solución de continuidad viable.

Los medios de comunicación ya se han hecho eco de ello. De hecho, muchas fábricas de coches y de otros aparatos electrónicos han echado el cierre, afectadas por la actual situación.

A la chapa (cuyo precio se triplicó y hasta cuadriplicó en algunas ocasiones) le siguieron los componentes electrónicos y los embalajes (madera, cartón, etc.) y, en todos los casos, el incremento exponencial del precio fue seguido de entregas con retrasos y de inestabilidad en los suministros. Nuestros propios proveedores nos lo comunican: no pueden decirnos a cuánto nos venderán los materiales ni, lo que es peor, cuándo podremos disponer de ellos.

En FAIN Ascensores, desde finales del pasado mes de Julio nos vimos afectados principalmente por la falta de suministro de variadores de frecuencia. Nuestro proveedor nos indicó que, mientras no reciba las materias primas necesarias, no podrá seguir fabricando. A día de hoy, seguimos sin tener una fecha de suministro por su parte.

¿La solución? De momento, desde FAIN nos hemos lanzado a la búsqueda de proveedores alternativos que, aun sufriendo igualmente esta situación, pueden suministrarnos cantidades pequeñas para evitar el desabastecimiento.

Sin embargo, los retrasos en la fabricación son inevitables. En muchos casos, cambiar de componentes nos obliga a realizar nuevos desarrollos y adaptaciones de productos, y a obtener nuevas certificaciones (que, de media, pueden tardar un año, y todo ello sin contar con el tiempo consumido en preparar la documentación).

Hemos intentado por todos los medios no trasladar esta situación a nuestros clientes intentando dar el mejor servicio y respetando al máximo los precios. No obstante, pasan los meses y esta situación, lejos de corregirse, se acentúa. Cuando el problema no depende de la capacidad de desarrollo ni del trabajo, resulta complicado ofrecer una solución satisfactoria para el cliente.

Además, hay que recordar que esta situación es común a todo nuestro sector: fabricantes, proveedores, empresas nacionales e internacionales, etc. Dado que los componentes de los ascensores son comunes a todas las marcas, ninguna empresa se está salvando de sufrir las consecuencias. Para más inri, los expertos apuntan que incluso se podría extender en los próximos meses al sector de la alimentación (a causa del desabastecimiento de patatas, trigo, cebada, etc.)

Esfuerzo desde el Departamento de I+D+i

En lo que respecta a FAIN, desde nuestro Departamento de I+D+i se está trabajando de forma incansable en busca de todas las soluciones posibles para minimizar el impacto de esta situación.

Pero, a pesar de ello, consideramos que trasladarle esta problemática es lo más correcto, honesto y profesional.

Esperamos que le ayude a comprender mejor el porqué de nuestros retrasos y de ciertos incrementos de precios a los que nos hemos visto obligados. Por supuesto, seguiremos trabajando para intentar minimizar los efectos de esta crisis global y retornar cuanto antes a la normalidad.

Le agradecemos muy sinceramente su comprensión.