Ascensores / 9 enero 2024
/

¿Por qué es peligroso soldar un chasis antiguo en el ascensor? Infórmate y moderniza correctamente tu dispositivo

Como cualquier máquina, los ascensores también tienen un ciclo de vida. A medida que van cumpliendo años, sus componentes se van desgastando -cuando no, estropeando- y requieren de intervenciones. Hoy hablaremos de uno de esos componentes de tu ascensor que se ve afectado por el paso del tiempo: el chasis.

¿Qué es el chasis del ascensor?

El chasis es aquella estructura metálica que sostiene y conecta todos los componentes del ascensor (como la cabina, el contrapeso, los rieles de guía y los sistemas de tracción). Está diseñado para soportar cargas pesadas y resistir fuerzas durante el movimiento vertical del ascensor.

Cuando el chasis de un ascensor antiguo se encuentra en mal estado, la solución propuesta por algunas empresas de mantenimiento es soldar sin más. Este recurso suele ser del agrado del cliente: resulta barato en términos económicos y evita dejar el ascensor parado y fuera de servicio durante mucho tiempo.

Pero, ¡cuidado! Se trata de una práctica que entraña muchos riesgos. Por eso desde FAIN, como especialistas en mantenimiento de todo tipo de ascensores, no compartimos con nuestros clientes este tipo de soluciones.

¿Quieres saber cuáles son esos riesgos? ¡Te los contamos!

Riesgos de soldar el chasis de tu ascensor

Si no conocemos con exactitud el estado en el que se encuentra el chasis del ascensor, no se debe modificar. Las consecuencias pueden ser muy negativas, y van en cadena:

  1. El calor de la soldadura altera la estructura del acero laminado con lo que está construido el chasis antiguo.
  2. Esto provoca un cambio en la resistencia que puede derivar en pequeñas fisuras apenas perceptibles a la vista, pero que existen por dentro.
  3. Con el paso del tiempo, estas fisuras podrían provocar una rotura del material y, como resultado, un accidente.

¿Cuándo se hace una soldadura en el chasis del ascensor?

El chasis puede soldarse por diferentes motivos. A continuación expondremos otras dos situaciones muy típicas, junto con la solución alternativa más apropiada:

  1. Instalación de una puerta en cabina. En este caso, estamos añadiendo un peso extra a la cabina y, para equilibrarlo, se sueldan unos chapones de hierro al contrapeso. Según nuestro criterio como profesionales del sector, llevar a cabo esta práctica es un gran error. En su lugar, lo correcto es cambiar el componente; es decir, el chasis de cabina o el contrapeso. Soldar el chasis puede convertirse aquí en una práctica peligrosa ya que, si falla el cordón de la soldadura, la pesa caería al foso y la cabina se desplazaría hacia arriba por el cambio de compensación de las fuerzas. 
  2. Incluir decoraciones extras (como la colocación de un suelo de mármol) sin cambiar la cabina es otra praxis tan habitual como poco recomendable. Al producirse un exceso de peso, muchas empresas ofrecen como solución la soldadura del chasis. Pero, en nuestra opinión, no es aconsejable soldar una pieza de refuerzo. La solución imprescindible pasa por cambiar el bastidor. 

La sustitución del chasis del ascensor como única solución

Tras las consecuencias negativas arriba comentadas, podemos concluir que un chasis antiguo nunca debe ser soldado ni reparado, y que la única alternativa para su renovación es su sustitución. Esto es lo que desde FAIN proponemos y recomendamos a nuestros clientes.

Para llevar a cabo esos cambios hay que paralizar la instalación un día como mínimo; un pequeño inconveniente para la comunidad de vecinos, pero que siempre coordinamos con el presidente y al administrador de la finca. Durante ese día que el equipo está fuera de servicio, nos encargamos de bajar la cabina al foso, suspender el contrapeso, desenganchar los cables y desmontar el bastidor con la cabina suspendida dentro del hueco. Los técnicos trabajan por debajo y montan, de arriba y abajo, los puentes superior e inferior del chasis y después vuelven a colocar en suspensión el bastidor con los cables enganchados.

Que «lo barato sale caro» es una afirmación que en estos casos se cumple a rajatabla. Con la seguridad de las personas no se juega. Por eso, aunque no sea la solución más económica para el bolsillo de nuestros clientes, en FAIN siempre optaremos por sustituir elementos cuando sean antiguos, estén desgastados y ya no cumplan bien con su función. Porque, por encima de todo, nuestra prioridad es cuidar de ti y de los tuyos.

Y a ti como cliente, ¿te han ofrecido alguna vez la solución de soldar el chasis de tu ascensor? Si es así, te recomendamos ponerte en manos de una empresa solvente, honesta y experta.Si quieres confiar en FAIN, contacta con nosotros y haremos un plan de modernización a la medida de tus necesidades. ¡Comenzamos el nuevo año #EntregadosATi!