Ascensores / 26 enero 2024
/

¿Por qué en los ascensores no hay cobertura?

Eres perfectamente consciente de ello, pero lo intentas por no cortar la conversación… «Voy a entrar en el ascensor. Hola ¿me oyes? ¿Hola? Hooola» ¿El resultado? La llamada se corta, escuchas entrecortado o no consigues recuperar la llamada hasta llegar destino. Pero, ¿cuál es la razón por la que no tenemos cobertura en el interior de la cabina?

No es algo que únicamente pase a los móviles de baja gama o a aquellas personas que tiene peor cobertura en diferentes zonas. Más bien, es por culpa del propio ascensor.

¡Te lo explicamos a continuación!

La jaula de Faraday y su efecto

Para explicar el porqué de los problemas de cobertura dentro de los ascensores tenemos que remontarnos al siglo XIX, concretamente a 1836. En aquel año el científico inglés Michael Faraday descubrió que un material conductor mostraba los efectos de una descarga eléctrica solamente en su exterior.

Con esta observación del científico, todo indicaba que las distintas cargas del conductor se iban distribuyendo de tal forma que cancelaban los campos eléctricos en su interior. Para poder dar por buena su hipótesis, se dispuso a comprobarlo.

Para ello, llegó a recubrir las paredes de una sala con láminas de aluminio. Luego comenzó a usar un generador electroestático para aplicar descargas de alto voltaje en el exterior de esa misma habitación. Tras el experimento, comprobó con un electroscopio que en el interior de la sala no había campo eléctrico. Este efecto se conoce con el nombre de «efecto Jaula de Faraday».

El ascensor, una «jaula» más

Un ascensor no deja de ser una especie de jaula de Faraday a gran escala, ya que se trata de un recinto metálico cerrado que bloquea o interfiere las señales electromagnéticas (y, entre ellas, las frecuencias asignadas a la telefonía móvil). Por tanto, en la práctica, estar dentro de una jaula de Faraday impide que podamos mantener una conversación telefónica con normalidad.

Pero el ascensor no es la única caja de Faraday que tienes cerca:

  • Un microondas, si no fuera por las rendijas que posee, al estar sellado por completo, no podría recibir una llamada telefónica si un móvil estuviera dentro.
  • El chasis metálico de un coche también inhibe las señales externas, aunque gracias a los huecos de las ventanillas y parabrisas, las ondas pueden llegar hasta el teléfono.
  • El avión es otra jaula inhibidora de señales electromagnéticas. Por ello, si cayese un rayo en un avión, apreciaríamos que el rayo entra por una punta del avión y sale por la otra sin afectar al interior; es decir, a los pasajeros y a la maquinaria.

Entonces, ¿cómo funcionan las llamadas de emergencia? 

Empecemos por la parte legal: la normativa actual establece que los ascensores deben disponer de un sistema de comunicación de emergencia bidireccional. No obstante, esto no significa que los ascensores deban disponer de un aparato como tal dentro de la cabina. Más bien quiere decir que uno de los botones de la botonera debe estar enlazado a una línea de teléfono que se comunique directamente con la empresa de mantenimiento de ascensores.

Tradicionalmente estas líneas de emergencia han sido de cobre o fibra, lo que eliminaba el problema de la cobertura. Sin embargo, en la actualidad este tipo de conexión es residual; lo normal hoy día es que la línea instalada en el ascensor para comunicaciones de emergencia sea móvil. De hecho, Telefónica ya comunicó en 2023 el cierre de la totalidad de sus centrales de cobre. Este proceso se materializará en 2024 coincidiendo con el centenario de la operadora.

Para evitar los problemas de cobertura dicha línea se instala en el cuarto de ascensores o en sus inmediaciones, pero siempre fuera de la caja del ascensor, que es donde se produce el fenómeno de la jaula de Faraday.

Por último, la empresa de ascensores conecta la línea a una centralita, que es la que da el servicio en el ascensor cuando presionas el botón de la campana amarilla. 

Servicio de comunicación bidireccional Connection Pro de FAIN Ascensores

En el caso de FAIN, entre nuestros servicios digitales ofrecemos el de comunicación bidireccional ConnectION Pro en ascensores. Este servicio aporta una mayor tranquilidad y confianza para el usuario al ofrecer una conexión directa y permanente con nuestro Centro de Atención al Cliente, 24 horas/365 días al año, en cumplimiento con la Norma EN81.28:2018.

Entre las VENTAJAS de elegir nuestro sistema ConnectION, podemos destacar:

  1. Evitar fraudes y llamadas masivas que producían costes elevadísimos en las facturas del cliente.
  2. Nuestro sistema se encuentra en un entorno securizado que previene ataques cibernéticos como phishings y otros.
  3. Nuestro sistema no sólo cumple con la normativa EN81-28, sino que la mejora comunicando a la plataforma IOT FAIN el estado de nuestros dispositivos en tiempo real.

Asimismo, para garantizar un servicio de calidad a nuestros clientes:

  • Realizamos un autotesteo cada 12 horas para comprobar el correcto funcionamiento del equipo, lo que reduce la posibilidad de averías.
  • Durante las visitas de mantenimiento mensuales nuestros técnicos realizan también un ecotest, quedando las locuciones grabadas en la base de datos de FAIN, a disposición del cliente para cuando desee acceder a ellas.
  • Ofrecemos la posibilidad de añadir al servicio de comunicación un sistema para personas con problemas de audición, llamado bucle inductivo, que permite a los usuarios con audífono escuchar como lo haría una persona en plenitud de facultades auditivas.
  • Podemos personalizar el idioma del dispositivo.

Si tu ascensor es antiguo y no cuenta con este dispositivo de emergencia, ¡contáctanos! Te lo presupuestamos sin ningún compromiso.