Ascensores / 10 agosto 2022
/

¿Cómo evitar un ascensor parado por calor y otras averías veraniegas?

La subida de las temperaturas no solo nos afecta a nosotros, sino que también afecta a nuestros ascensores. Es muy común que, con el calor y las tormentas esporádicas de verano, se produzcan más averías en ascensores.

En FAIN, como expertos en el mantenimiento de ascensores, recibimos más avisos en esta época del año por problemas en el ascensor relacionados con el calor, ya sea porque se para, porque avanza a trompicones, por atrapamientos en cabina de ascensor, por cortes de energía, etc.

A continuación, hablamos de las causas que provocan este tipo de problemas, cómo prevenirlos o solucionarlos eficazmente, mediante la reparación de averías eléctricas en verano.

Causas de las averías de ascensores más comunes en verano por calor

Averías en ascensores por exceso de temperatura de los cuartos de máquinas

Es uno de los principales factores por los que se producen averías en ascensores en verano ya que, al subir la temperatura en los cuartos de máquinas, el funcionamiento de sus componentes se ven afectados.

Variaciones en la densidad del aceite

En el caso de los ascensores hidráulicos, se traduce en un cambio en la viscosidad del aceite. Esto provoca que el trayecto de la cabina avance a trompicones y el aparato no nivele correctamente e incluso se pare por sobrecalentamiento.

Actualmente, las válvulas de control electrónico permiten adaptarse a todo tipo de centrales hidráulicas, para evitar este tipo de inconvenientes provocados por el calor en verano, incluso cuando la densidad del aceite es baja.

Para evitar el sobrecalentamiento excesivo del aceite de la central hidráulica que provocaría la parada del equipo, es fundamental regular la temperatura a la que se encuentra el cuarto de máquinas.

Para ello se puede instalar climatización en el cuarto de máquinas que ayudará a mantener una temperatura adecuada evitando que afecte a la marcha del ascensor.

Para garantizar el correcto funcionamiento de la maquinaria y evitar que el ascensor sufra averías de este tipo, la recomendación dicta que la temperatura de la sala de máquinas no debe superar los 30ºC ni, por el contrario, estar por debajo de los 7º C.

Sobrecalentamiento de los equipos

En un ascensor eléctrico, con la subida de las temperaturas, la máquina se recalienta y ni siquiera el ventilador es capaz de contrarrestar el sobrecalentamiento, lo que provoca que acabe parándose el ascensor además de sufrir un desgaste prematuro e incluso la posibilidad de que se acabe quemando el motor. Como ya hemos comentado anteriormente, el aceite es muy sensible a los cambios de temperatura, tiene una densidad menor con el aumento de la temperatura.

Por otro lado, este problema provoca también golpes y portazos en puertas semiautomáticas, ya que los amortiguadores son hidráulicos y el aceite se encuentra en un estado más líquido. La solución para este caso pasa por regular y ajustar uno a uno los amortiguadores y las puertas, ajuste que debe volver a realizarse en épocas más frías.

En general, las posibles soluciones en función del calor que acumule el cuarto de máquinas serían forzar la ventilación con un ventilador en la rejilla de entrada de aire natural, o bien poner un radiador en la central hidráulica e incluso poner un aire acondicionado en el cuarto de maquinas, soluciones que pueden llegar a ser complementarias entre sí.

Efecto sobre los componentes de placas

Es otra de las partes del ascensor que puede sufrir averías causadas por el calor. Cuando la maniobra es más antigua, la placa del ascensor no funciona al 100 % ya que, debido a la antigüedad de los cuadros, algunos de los componentes del mismo son más propensos a sufrir averías debido a las altas temperaturas.

Cuando esto ocurre, no emite las señales como debería, se ralentiza y falla la señal del ascensor.

El cuadro de maniobras está compuesto de litio y silicio entre sus materiales, los cuales provienen de la tierra. Al pasar la electricidad de forma constante por ellos, y calentarse, el cuadro de maniobras se va deteriorando con el paso del tiempo. Como hemos mencionado anteriormente, la solución más idónea sería instalar un aire acondicionado.

Ten en cuenta que los componentes eléctricos y electrónicos del ascensor están bajo tensión eléctrica las 24 horas, todos los días del año, lo que hace que se desgaste más rápido que, por ejemplo, un coche.

Efecto sobre los Ascensores Panorámicos Acristalados

En los casos donde el ascensor está instalado en una torre acristalada, este problema se acentúa en los componentes electrónicos de la cabina, ya que se concentra el calor dentro de la cabina, por el llamado efecto lupa. Una solución es programarlo para que baje la cabina al final de cada trayecto donde suele haber sombra y estando estacionado en esa planta, recupere una temperatura más baja.

La solución más idónea sería poner aire acondicionado en la cabina del ascensor para mantener una temperatura adecuada que no afectase a los componentes electrónicos.

El calor del hueco en ascensores exteriores

El propio hueco del ascensor genera calor extra y, por tanto, sube la temperatura de la cabina y del cuarto de máquinas.
En huecos acristalados, si el sol incide directamente sobre la fotocélula del ascensor, puede llegar a pararlo.

Para evitarlo, se debe instalar una fotocélula de cortina que impide que entre el sol de forma directa y asegurar siempre buenas entradas de ventilación del hueco del ascensor.

Averías en ascensores por lluvia y humedad

Además del calor, en verano hay otros factores meteorológicos que provocan averías en ascensores, como las tormentas eléctricas y la lluvia.

Estos factores provocan humedad en los fosos y cuartos de máquinas del ascensor, favoreciendo las averías e incluso el bloqueo de la máquina o cuadro de maniobra. Lo más común es que se oxiden algunos de sus componentes o contactos eléctricos, debido a la filtración del agua, se produzcan cortocircuitos, se deteriore la máquina, e incluso se inunde la cabina.

Es recomendable que la humedad del ascensor se encuentre por debajo del 80 % para evitar averías.

¿Cómo evitar averías de verano en ascensores?

En definitiva, para evitar estos problemas a tiempo y garantizar el correcto funcionamiento del ascensor, los técnicos de mantenimiento preventivo de FAIN adaptan en esta época las revisiones. Si buscas un servicio de mantenimiento profesional y eficiente, sea de la marca que sea tu ascensor, hidráulico o eléctrico, nuestros comerciales pueden prepararte una oferta personalizada a tus necesidades, sin compromiso, para que tengas una valoración alternativa.

En FAIN nos encargaremos de los mantenimientos preventivos para controlar y minimizar riesgos provocados por el calor en verano u otros factores, y así evitar las molestas averías. Disfruta de un verano sin sobresaltos ni preocupaciones en tu ascensor, confiando en FAIN.

Trabajamos pensando en ofrecerte el mejor servicio, por eso decimos orgullosos que estamos #EntregadosATi.

Recuerda que estamos a tu disposición las 24 horas del día, los 7 días de la semana, vía WhatsApp, redes sociales, teléfono (tel:900595634) y en el correo electrónico [email protected]scensores.com.

Información en protección de datos: Conforme al RGPD y la LOPDGDD, FAIN ASCENSORES S.A. tratará los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con la actividad y servicios ofrecidos por FAIN ASCENSORES S.A. así como de las entidades del Grupo. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad