Compromisos / 16 abril 2020

3. Acudimos a las averías en menos de dos horas

Es el día de hacer la compra y esta vez toca reponer la despensa, por lo que llevas mucho peso en el carrito. O tal vez vuelves de unos días fuera de casa con una maleta llena de souvenirs. Entras en el portal, llamas al ascensor y… no funciona. Esto es inevitable, los ascensores son máquinas y, desafortunadamente, a veces se averían (esto ocurre con más frecuencia en los equipos más antiguos. ¡Atendemos ascensores de 20, 30 y de más de 40 años!). 

Los ascensores pasan desapercibidos cuando funcionan bien, pero cuando se estropean nos damos cuenta de su verdadero papel, ya que, además, cumplen una función esencial para las personas con discapacidad física reducida permanente o temporal. Tenemos un fuerte compromiso con la accesibilidad, por eso nuestros ascensores garantizan la plena inclusión de cualquier colectivo.

Porque somos conscientes del problema que supone estar sin ascensor, en FAIN cuando recibimos una alerta de avería, tenemos el compromiso de acudir en menos de dos horas dentro del horario de mantenimiento contratado. Perseguimos el objetivo de proporcionar un servicio de mantenimiento ágil para que nuestros ascensores estén siempre operativos. Además, no solo prestamos servicio técnico a los productos diseñados e instalados por nosotros, también aseguramos el correcto funcionamiento de los ascensores de cualquier otra marca.

¿Cómo gestionamos una avería?

El Centro de Atención al Cliente recoge las alertas y las llamadas por averías en el ascensor. Cuando localizamos el ascensor, asignamos la incidencia al técnico más cercano para que acuda al lugar en menos de dos horas.

Trabajamos a través de una aplicación informática que facilita la optimización de rutas y la asignación de tareas con el envío inmediato de una notificación. Todos nuestros técnicos disponen de un teléfono móvil de última generación para que estén localizados. Además, este sistema supone una mejora notable para los trabajadores al acceder a la información en tiempo real y al histórico de incidencias y actuaciones anteriores. Esto aporta información extra al técnico para valorar mejor la solución.

Los partes de trabajo son digitales y suelen incorporar fotografías de los elementos sustituidos, de los actos de vandalismo, etc., para documentar la incidencia. Al ser digital, este parte se envía por correo electrónico al cliente y queda colgado en el Portal web de clientes, una herramienta destinada a los administradores de fincas o los gestores de edificios.

Esta tecnología es fundamental en materia de seguridad, ya que mejora los tiempos de desplazamiento de los técnicos al disponer de una herramienta GPS que facilita su trabajo y que, a su vez, rebaja el nivel de estrés, reduce los accidentes y mejora la productividad laboral.

En caso de que un ascensor haya causado averías en el último mes (lo que llamamos ascensores conflictivos), lo sometemos a seguimiento para valorar cuál está siendo el problema. El equipo técnico les presta especial atención, ya que, a veces, detectar el origen real de la avería es muy complicado.

Una vez solucionada cualquier avería, aplicamos un protocolo de actuación (enviamos al cliente una encuesta a través de un sms con link de acceso) con el fin de conocer qué le ha parecido nuestro servicio al cliente. Estudiamos las respuestas y las tenemos en cuenta para mejorar aquellos aspectos del servicio o producto que no han cumplido con las expectativas del cliente.Esta iniciativa es una demostración de que las personas están en el centro de cualquier actuación para FAIN. Somos perfeccionistas, tenemos voluntad de superación y estamos decididos a dar en cada servicio lo mejor de nuestro trabajo. ¿Te interesa conocer más detalles sobre nuestros servicios? Contacta con nosotros sin compromiso.