Compromisos / 21 septiembre 2020

La Responsabilidad Social, un compromiso inherente a FAIN

En FAIN trabajamos todos los días para ser la mejor empresa de servicios. Contamos con profesionales muy formados y utilizamos la última tecnología para cumplir con nuestra principal función: mejorar la vida de las personas. Pero no solo poseemos una responsabilidad empresarial; en FAIN también tenemos muy identificada nuestra responsabilidad social.

Tres vertientes de responsabilidad…

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es el rol que nos toca jugar en favor del desarrollo sostenible, pues debe existir un equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente. Creemos que FAIN debe formar parte activa de la solución a los retos que tenemos como sociedad, y este compromiso se focaliza en tres aspectos:

Cuidar el medio ambiente. El respeto por nuestro entorno es uno de los pilares fundamentales de la filosofía de FAIN. Por ello, realizamos un gran esfuerzo para lograr que el impacto ambiental de nuestra actividad sea el menor posible. En esta línea, hemos creado una nueva generación de ascensores (ION) que son, hasta la fecha, los más ecológicos de su clase: no llevan aceite y no generan ningún tipo de residuo contaminante. En este sentido, hemos reunido en ellos una amplia gama de tecnologías limpias y de bajo consumo energético (lámparas led, apagado automático, etc.) Además, en FAIN renovamos constantemente el certificado ISO 14001, la norma internacional de sistemas de gestión ambiental (SGA).

Cuidar las condiciones laborales de los trabajadores. En FAIN ofrecemos estabilidad laboral (el 98% de nuestros trabajadores tienen contrato indefinido), formación continua y la máxima seguridad (con nuestro objetivo de permanecer en el número exacto de ‘cero accidentes’). Además, apostamos por la promoción interna y trabajamos para que el 100% de nuestro personal tenga objetivos personales e incentivos variables.

Por supuesto, apostamos por la igualdad entre hombres y mujeres. En este sentido, la Dirección y el Comité de Empresa de FAIN negociaron un Plan de Igualdad que va más allá del cumplimiento de la normativa legal y se ha convertido —según los propios sindicatos— en el más avanzado de nuestro sector.

De acuerdo con dicho texto, los principios de igualdad deben estar presentes en el acceso a la empresa, así como en la promoción, la formación, la retribución y la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. También hemos establecido medidas concretas para la prevención del acoso sexual y la protección de las víctimas de violencia de género.

Por otro lado, ¡fomentamos el buen ambiente laboral! Queremos que nuestros lazos traspasen la barrera de lo profesional. Por eso, celebramos juntos fechas señaladas, como la el Día de Navidad o la Fiesta de las Familias.

Apoyar las causas humanitarias y medioambientales. Los trabajadores de FAIN participan, por ejemplo, en campañas de donación de sangre y acompañamiento de niños enfermos. A nivel de empresa, realizamos aportaciones económicas a varias ONGs relacionadas con la lucha contra el cáncer o contra la drogadicción. Por otro lado y con el foco puesto en el reciclaje—, ofrecemos formación medioambiental, plantamos árboles y recogemos pilas gastadas, cartuchos de impresoras, tapones, móviles viejos o pantallas y ordenadores usados. Además, estamos renovando nuestra flota actual de vehículos a fin de que todos sean híbridos o eléctricos, por su bajas emisiones.

Beneficios para la empresa

En FAIN pensamos que la RSE puede influenciar positivamente la competitividad de nuestra empresa, pues se asocia a:

  1. Lealtad del cliente. El perfil del consumidor ha cambiado. Ahora, además de precio y calidad, nuestros clientes empiezan a demandar información de las condiciones de producción, las certificaciones que tiene el producto, etc. Y serán más receptivos sabiendo que, con la compra de su ascensor, están ahorrando energía y protegiendo el medio ambiente. Por otro lado, fomentamos mucho la empatía, habilidad fundamental en la atención al cliente. Nuestros técnicos comprenden las circunstancias de los usuarios, se ponen en su lugar y ofrecen respuestas y soluciones  de una manera rápida y eficaz. Sin ir más lejos, en FAIN garantizamos un tiempo mínimo de rescate cuando un usuario queda atrapado en el ascensor —el más breve del sector—. Somos conscientes de la necesidad de ser empáticos para convertir a nuestros clientes en embajadores de la marca.
  2. Credibilidad. Al trabajar por el respeto de las personas, el medio ambiente y la sociedad en su conjunto, FAIN proyecta una reputación que le garantiza su sostenibilidad en el tiempo.
  3. Mayor productividad. Nuestros técnicos llevan muchas horas de formación a sus espaldas y tienen que actualizarse constantemente para conocer a fondo las últimas tecnologías y los cambios de normativa. Para mantenerlos motivados, debemos ofrecerles unas mejores condiciones laborales y un buen clima de trabajo. Solo así lograremos retener el talento. Y, lo que es más importante: si los trabajadores están orgullosos de su lugar de trabajo, transmitirán esa actitud positiva al cliente.

En definitiva, queremos que nuestros trabajadores se sientan orgullosos de su profesión y de su pertenencia a FAIN. Por eso nos ocupamos de que nuestras operaciones sean sostenibles en lo económico, lo social y lo ambiental. Si tú también quieres formar parte de este gran equipo, dejános tus datos en nuestra área de empleo ¡Te esperamos!