Ascensores / 16 enero 2022

José Blázquez: «Diseñar el ascensor ION supuso un reto común»

José Blázquez lleva más de 15 años en FAIN, donde actualmente es Responsable de I+D. Él es uno de los «padres» de nuestro ascensor ecológico ION; al menos, en lo que respecta a su parte eléctrica. Hemos charlado con él para conocer mejor su trabajo en la construcción del ascensor y su papel en la compañía. ¡Esto es lo que nos ha contado!

1. Has evolucionado en FAIN a pasos agigantados: entraste como Responsable de Fábrica y ahora eres Responsable de I+D. ¿Cómo viviste ese cambio?

Han sido año muy intensos, de grandes retos, pero también de gran satisfacción profesional. Tras la crisis de 2008 fue necesario un cambio de rumbo en las necesidades de la compañía. Era el momento de dar un salto de calidad desde el punto de vista tecnológico, y que la compañía pusiese su confianza en mí desde el primer momento poniéndome al frente de ese proyecto, supuso una gran responsabilidad, a la par que un gran reto que quería asumir.

Ahora, tras todos estos años, los beneficios están superando a los errores y hemos creado la base para seguir avanzando, para no conformarnos con las metas conseguidas y buscar nuevas oportunidades.

2. ¿Esperabas esa promoción interna, o llegó casi sin enterarte? ¿Dirías que FAIN es un buen lugar para crecer profesionalmente?

En mi caso, aunque estaba asentado en una compañía del sector de los ascensores y ya acumulaba una experiencia de 15 años, no quería acomodarme en un puesto y decidí apostar por trabajar en FAIN. Quería seguir evolucionando profesionalmente, y esta empresa tenía renombre en el sector y también crecía a pasos agigantados. Ahora puedo confirmar que no estaba equivocado, pues el trato directo con mis responsables ha permitido que la promoción interna se convierta en un camino común de confianza y necesidad de mejora.

3. En cuanto al trabajo del día a día: ¿Qué es lo que más te gusta? ¿Y lo que menos?

Lo mejor sin duda es la necesidad de desarrollo diario, el total apoyo de la compañía para afrontar nuevos retos que repercutan en un mejor producto, un precio competitivo y que cumpla con las necesidades del usuario final. Además, me ocupo de que todo el equipo que depende de mí esté alineado con estos conceptos.

Respecto a lo que menos me gusta, diría que dedicar tiempo a tareas más administrativas que no aportan valor a la fabricación o al desarrollo del productor. Hoy en día por ejemplo, debido a la escasez de materias primas, empleamos muchísimas horas en la búsqueda de proveedores y productos alternativos, así como en pruebas de test para conseguir mitigar al máximo los efectos de esta escasez de material (que afectan directamente a la productividad y a los costes).

4. Fábrica o desarrollo: ¿En qué aspecto crees que eres más fuerte?

En mi caso, no puedo decantarme por uno u otro. Afortunadamente, en mi carrera profesional tanto en FAIN como anteriormente, he podido crear los Departamentos de Fábrica y Desarrollo a la par, y ahora no los concibo como entes independientes. Si se tiene una primera idea para un desarrollo, se ha de investigar cómo implantarla en la fábrica y cómo la van a llevar a cabo los operarios. Y a la inversa: también es posible alimentarse de las propuestas de mejora de fábrica para mejorar el desarrollo.

5. Es habitual recibir visitas de clientes, futuros compañeros de trabajo o miembros del equipo de FAIN que trabajan en una Delegación en el extranjero. ¿Qué es lo que más curiosidad les suscita de tu trabajo?

Hay dos aspecto principales a tener en cuenta: por un lado, que visualmente les llegue el mensaje de las últimas novedades desarrolladas y/o fabricadas, que la visita no se limite a algo sin sustancia, que cuando pasen por el lado de un producto, éste les haga detenerse y preguntar por el mismo.

Por otro lado, es necesario estar preparado y tener al equipo de trabajo ideal para dar solución a esos problemas que tienen con sus actuales productos y clientes. Siempre surge la pregunta «¿Vosotros podéis hacer…?», «Tengo un cliente que me reclama esta necesidad, ¿podéis dar una solución?»… Los compañeros o clientes deben salir convencidos de que podemos trabajar juntos.

6. En el diseño del ION has trabajado codo con codo con Paco Guardado: él se ocupaba de la parte mecánica y tú de la eléctrica. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar juntos?

Paco Guardado y yo hemos tenido a lo largo de los años una relación profesional similar respecto a FAIN: ambos trabajamos muchos años en empresas que le suministraban material. Durante esos años tuve la fortuna de conocerlo y colaborar codo con codo con él en proyectos similares de integración de elementos eléctricos y electrónicos en la mecánica del ascensor.

Por eso, cuando después de muchos años ambos hemos coincidido aquí en FAIN, todo ha sido muchísimo más fácil. En el caso del ascensor ION, nos enfrentábamos a un reto común, a un producto nuevo de grandes prestaciones, a una idea única de colaboración sincera y constructiva para que la empresa a la que pertenecemos se beneficie de dicha colaboración.

7. Centrándonos en el sector de la elevación: ¿Qué retos piensas que tenemos por delante?

Sin duda, es necesario dar un nuevo salto tecnológico que nos ponga a la cabeza del mercado de la elevación y aprovechar los grandes avances tecnológicos en registro de datos para conseguir un mantenimiento de ascensores predictivo que nos permita adelantarnos al error y mejorar el servicio a nuestros clientes.