Ascensores / 24 junio 2022
/

Todo sobre el OCA y Inspección Periódica Obligatoria (IPO) de tu ascensor

Como ya hablamos en nuestro artículo anterior, además del mantenimiento normal de cualquier equipo, también es importante que estos se sometan periódicamente a una Inspección obligatoria de ascensor, similar a la ITV de un coche, realizada por un Organismo de Control Autorizado (OCA) que certifique que cumple con las condiciones de funcionamiento y seguridad en vigor.

El término OCA, relacionado con los ascensores, te sonará si eres propietario de una vivienda o si en algún momento has sido presidente de comunidad. Sigue leyendo si quieres conocer más sobre lo que deberás hacer cuando recibas el resultado de la inspección (“el acta de la IPO”) de tu ascensor.

Inspección de ascensor del OCA (Organismo de Control Autorizado)

El OCA es el único organismo acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para realizar inspecciones técnicas de aparatos elevadores. Tanto las inspecciones como el mantenimiento de los ascensores vienen regulados en el Real Decreto 88/2013, que establece los plazos, procedimientos y los responsables que intervienen en todo el proceso, para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de los mismos.

Es importante no confundir las inspecciones realizadas por un OCA en ascensores con las revisiones de mantenimiento preventivo mensuales, llevadas a cabo por empresas del sector de ascensores.

¿Cuándo debe OCA pasar una Inspección Periódica Obligatoria (IPO) en tu ascensor?

Ahora que te hemos puesto en antecedentes para que puedas familiarizarte con el concepto de OCA, entramos en la frecuencia con la que se debe realizar este tipo de inspecciones periódicas obligatorias.

Los ascensores deben pasar una IPO (Inspección Técnica Reglamentaria) regularmente, con una frecuencia que depende del tipo de ascensor y de su uso.

Inspección del OCA cada 2 años

Los ascensores que deben pasar la IPO cada 2 años son aquellos instalados en lugares concurridos de carácter industrial y público, como hospitales, hoteles o centros comerciales.

Inspección del OCA cada 4 años

Deben pasar la IPO cada 4 años las instalaciones en bloques de edificios que cuentan con al menos veinte viviendas o más de cuatro plantas.

Inspección del OCA cada 6 años

La inspección del OCA deben pasarla cada 6 años los ascensores que no se incluyen en los anteriores casos.

¿Cómo es la inspección OCA en un ascensor y qué pasa después de ésta?

El titular de la instalación es el responsable del buen estado de la misma, de pasar los controles reglamentarios en vigor y, en definitiva, de que la instalación cumpla con los requisitos de seguridad establecidos.

Durante la inspección, el inspector del OCA y un técnico de la empresa de mantenimiento de ascensores comprobarán la existencia de los distintos elementos de seguridad, su estado y su buen funcionamiento. El técnico de mantenimiento asiste al inspector en las operaciones necesarias para realizar las comprobaciones.

Una vez finalizada la inspección, levanta un acta que envía a la empresa mantenedora y al cliente con el resultado de la IPO.

Resultado de la inspección OCA del ascensor y siguientes pasos en función del acta

El resultado de la inspección del ascensor (el acta de la IPO) se entrega al titular de la instalación, a la empresa mantenedora y a Industria y se indica visualmente mediante un adhesivo de colores pegado en la cabina del ascensor. Los resultados pueden ser:

Acta favorable

Si el inspector no encuentra defectos en la instalación, se colocará en el ascensor una etiqueta verde. No será necesario hacer nada más por el momento, ni por parte del cliente ni por parte de la empresa mantenedora.

Defectos leves

Si el resultado es “favorable”, pero el inspector identifica pequeñas deficiencias del ascensor, también se coloca una etiqueta verde. Pero las deficiencias identificadas deben ser corregidas antes de la siguiente IPO. Si en la siguiente IPO estos defectos no han sido corregidos, el resultado pasa directamente a determinarse como “grave”. En este caso, cuando el acta llega a la empresa de mantenimiento, el comercial elabora el presupuesto de las actuaciones a realizar para subsanar los defectos y la presenta al cliente.

Defectos graves

En caso de que los defectos identificados sean “graves”, se coloca una etiqueta amarilla en el ascensor. A partir de ese momento, el titular de la instalación tiene un plazo de 6 meses para corregir los defectos. Cuando el acta llega a la empresa mantenedora, el equipo comercial realiza el presupuesto de trabajos de subsanación que se envía al cliente. Pasados los 6 meses, el inspector realizará una nueva inspección al equipo para comprobar que el trabajo ha sido realizado y si los defectos graves se han subsanado.
Si es así, emitirá un acta favorable y se reemplazará la etiqueta amarilla con una verde.

Paralización del equipo

Si, por el contrario, se comprueba que los trabajos no han sido realizados, el inspector emitirá un acta de paralización del equipo y deberá ponerse una etiqueta roja en el ascensor. Cualquier acta de paralización del equipo debe ser comunicada a la Consejería de Industria, el organismo encargado de legalizar los ascensores, entre otras cosas; además de al titular de la instalación y a la empresa mantenedora, que son quienes tienen la obligación de inmovilizar el ascensor.

Es necesario destacar que en caso de que se produjese un accidente con un acta de paralización emitida, la póliza de responsabilidad civil no cubriría el accidente.

Industria, suele realizar inspecciones de oficio para controlar que el ascensor está efectivamente paralizado. Si Industria comprueba que no ha sido inmovilizado, impondrá una severa multa tanto al propietario del ascensor como a la empresa mantenedora.

Identificación de defectos en una IPO en un ascensor debidamente mantenido por una empresa de mantenimiento

En algunos casos, es posible que el acta sea desfavorable a pesar de contar con un correcto mantenimiento de tu ascensor por parte de una empresa especializada. Si te preguntas cuáles son las razones detrás de este tipo de sucesos, las más habituales son las siguientes.

Modificación de la normativa vigente

Es posible que un cambio en la normativa de ascensores vigente entre la inspección anterior y la actual haga necesario adaptar el ascensor a la nueva normativa.

Por ejemplo, cuando la nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) de mantenimiento de ascensores, que incrementa las medidas de seguridad, entre en vigor en enero de 2023, todos aquellos ascensores que no tengan barreras infrarrojas en sus puertas automáticas no podrán obtener un acta favorable.

Cambios en los criterios de la inspección

Los criterios de los protocolos de inspección de los OCA se vuelven cada vez más rigurosos y restringen los márgenes para evitar los defectos.
Por ejemplo, en un momento dado, se cambió la altura mínima exigible de los cuartos de máquinas; algo que, obviamente, no es achacable a un mal o buen mantenimiento, ni a que el ascensor tenga un problema de seguridad para el usuario. Por otro lado, antes se utilizaban menos elementos de medición, lo que dejaba un gran margen de apreciación al inspector. Por ejemplo, el grado de luminosidad de una cabina antes quedaba a criterio del inspector y ahora depende de una medición con un luxómetro.

Defectos achacables a un mal mantenimiento

Hay ciertos defectos que son achacables a un mantenimiento deficiente y que pueden poner en peligro la seguridad de los usuarios. Por ejemplo, un cristal roto, elementos fundidos, o la presencia de elementos ajenos al cuarto de máquinas, entre otros.

Deficiencias en la instalación del ascensor

Aunque no es frecuente, en algunas ocasiones el problema deriva del propio proceso de instalación y no se detecta este defecto hasta el momento de pasar la inspección.

En FAIN disponemos de un equipo de técnicos profesionales encargados del mantenimiento de todo tipo de ascensores. Aunque tu ascensor no haya sido fabricado por FAIN, y sea de otra marca, nuestros comerciales pueden prepararte una oferta personalizada a tus necesidades, sin compromiso, para que tengas una valoración alternativa.

Y no lo olvides: el mantenimiento de tu ascensor es esencial para su buen funcionamiento. La IPO es una forma de auditar y garantizar la seguridad de tu equipo. Sé previsor con las fechas y mantén siempre el equipo actualizado.

Trabajamos pensando en ofrecerte el mejor servicio, por eso decimos orgullosos que estamos #EntregadosATi.

Recuerda que estamos a tu disposición las 24 horas del día, los 7 días de la semana, vía WhatsApp, redes sociales, teléfono (tel: 900595634) y en el correo electrónico [email protected].