Ascensores / 26 mayo 2023
/

¿Cómo se fabrica un ascensor? ¡Conoce las diferentes fases!

¡Qué sería de nosotros sin ellos! Están en nuestra casa, en nuestro trabajo, en ese centro comercial al que siempre vamos… Los ascensores se han convertido en un elemento indispensable en nuestro día a día. Aumentan nuestra calidad de vida, haciendo que nuestros desplazamientos sean no solo más rápidos, sino también más cómodos. Sin embargo, ¿te has parado a pensar en la obra de ingeniería que conlleva la fabricación de un ascensor? Y ¿sabes los elementos y materiales que se emplean para que funcionen?

En esta entrada te contamos cómo se fabrican los ascensores para llegar a lo que encontramos cada día en nuestra comunidad, desde el diseño a la instalación del ascensor, sin olvidarnos del proceso de producción. Si quieres ampliar tus conocimientos sobre el tema, ¡sigue leyendo!

Fabricación de ascensores: proceso desde el diseño a la instalación

El proceso de fabricación de un ascensor consta de 3 fases:

FASE 1: Diseño del ascensor

En caso de vender un modelo concreto a un cliente en particular, los supervisores se encargan de tomar las medidas exactas de la zona en la que irá instalado el ascensor. Por supuesto, tienen en cuenta el tipo de edificio y su situación con vistas a darle al cliente la mejor opción del producto (si es público o si se trata de una vivienda, el tráfico previsto, etc.). Esta medición es esencial para elaborar los planos de su pedido.

Como no podía ser de otra forma, en el diseño se tiene en cuenta la funcionalidad y la seguridad, tanto de los técnicos que lo van a montar como de los usuarios finales que lo van a utilizar.

FASE 2: Producción del ascensor

En esta fase se envían a fábrica las órdenes de los materiales que componen el ascensor seleccionado. Allí, estos materiales (normalmente chapa) se cortan, pliegan, punzonan (pudiendo pintarse o no) y se montan para conformar las diferentes piezas del ascensor (puertas, cabina, chasis de cabina, chasis de contrapeso, fijaciones, guías, máquinas, etc.)

Todo el material fabricado se embala en una serie de bultos que denominamos ‘módulos’, los cuales están ordenados según la secuencia de montaje del ascensor. Por ejemplo:

  • El 1er bulto son las guías para meterlas en el hueco y fijarlas;
  • El 2º son las placas para unir estas guías;
  • El 3º son las fijaciones de guías, el punto fijo, y el soporte del limitador que es lo primero que va a montarse dentro del hueco;
  • El 4º bulto es la máquina;
  • El 5º es el kit de suspensión: el arranque de guías y las fijaciones de las guías de contrapeso;
  • El bulto 6 lleva el chasis de contrapeso y de cabina; el 7º las pesas; el 8º el cable; el 9º el primer paquete de maniobra; el 10º las puertas de piso; el 11º la cabina; el 12º la puerta de cabina; y el 13 y 14 son elementos del almacén para cerrar el hueco y lograr que éste quede asegurado dentro de la obra y nadie pueda entrar en él.

La fabricación se produce en diversas fábricas: las hay especializadas en puertas, en máquinas y motores eléctricos, en guías, en cables y, por último, especializadas en carpintería metálica, que son las que fabrican cabinas y chasis.

En FAIN Ascensores nos encargamos de fabricar toda la parte electrónica, con diseños propios. De hecho, el modelo ION ha sido diseñado en interno por nuestro equipo y luego se fabrica por distintos especialistas bajo nuestros planos y especificaciones técnicas respetando la confidencialidad de los diseños y avances tecnológicos.

FASE 3: Instalación del ascensor

Por último, se ensambla y se instala en casa del cliente. Pero ¡ojo! Esta tarea sólo debe ser realizada por profesionales del sector, debidamente formados y cualificados. Esta es la única forma de cerciorarse de que los usuarios puedan disfrutar de un desplazamiento seguro y cómodo.

Y ¿qué viene después del proceso de instalación? Para empezar, hay una fase de puesta en marcha en la que un técnico especialista verifica que la instalación cumpla con toda la normativa y que no cuente con desperfectos. A continuación, se instala el teléfono de cabina para las posteriores comunicaciones con nuestro Centro de Atención al Cliente. El ascensor se da de alta en el Ministerio de Industria y, como no puede ser de otra forma, entre en juego el mantenimiento preventivo y correctivo, así como las revisiones periódicas.

Si te quedan dudas, quieres tener más información al respecto o necesitas asesoramiento personalizado, ¡ponte en nuestras manos!