Ascensores / 7 febrero 2022

Ascensores contra incendios: todo lo que debes saber

En este artículo abordamos el tema de la seguridad. En concreto, nos centramos en los ascensores que se utilizan en la lucha contra los incendios de un edificio. Se usan, en caso de emergencia, para transportar única y exclusivamente a los bomberos y sus equipos hasta las plantas requeridas. El resto de usuarios puede utilizarlos cuando no haya un incendio.

Reglas de seguridad de los ascensores contra incendios

Los ascensores contra incendios deben cumplir una serie de requisitos, recogidos en la norma UNE EN 81-72:2015, que los diferencian de los ascensores habituales. Por ejemplo, deben estar equipados con señalizaciones y dispositivos de seguridad específicos, y son capaces de funcionar en condiciones extremas, bajo el control exclusivo de los bomberos.

La norma UNE EN 81-72:2015 (“Reglas de seguridad para la construcción e instalación de ascensores, Aplicaciones particulares para los ascensores de pasajeros y de pasajeros y cargas, Parte 72: Ascensores contra incendios”) impone requisitos especiales para mitigar los riesgos y sucesos que pueden acontecer durante la extinción de un incendio. 

Durante una emergencia por incendio, para proteger al usuario de los riesgos, lo que se hace es poner fuera de servicio el ascensor, según lo descrito en la Norma EN 81-73. Cuando se activa la alarma o el sistema contra incendios del edificio, el ascensor lleva a los usuarios que viajan en cabina en ese momento a la planta de evacuación designada, quedando el equipo en stand-by para ser usado por los bomberos.

¿Cuáles son los requisitos propios del ascensor contra incendios?

  • El hueco y el entorno del ascensor deben estar diseñados para restringir el paso del fuego, el calor y el humo hacia el hueco, espacios de maquinaria y áreas de seguridad. 
  • El diseño del edificio debe limitar la entrada de agua en el hueco del ascensor.
  • El ascensor contra incendios no debe utilizarse como vía de escape.
  • El equipo debe tener parada en todas y cada una de las plantas del edificio. 
  • El hueco y el entorno del ascensor deben estar protegidos contra el fuego por lo menos al mismo nivel que la estructura del edificio.
  • El suministro de energía debe ser seguro y fiable.
  • El ascensor debe tener una fuente de alimentación secundaria disponible.
  • Los cables eléctricos que proporcionan alimentación al ascensor deben ser resistentes al agua. 
  • Deben implementarse planes de mantenimiento y verificación adecuados.
  • Debe ser posible desbloquear las puertas del ascensor fácilmente y abrirlas desde dentro del hueco sin necesidad de llaves o herramientas de ningún tipo para facilitar el autorescate.
  • La cabina debe ir equipada con un interfono, que permita a los ocupantes de la cabina comunicarse con la planta de evacuación del edificio.
  • Debe ir equipado con un llavín que activa el servicio contra incendios, pasando a dar servicio exclusivamente desde cabina y evitando su llamada desde los pisos.
  • En ascensores con cabinas de doble embarque, durante las operaciones de extinción de incendios, no debe poder mantenerse abierta en todo momento más de una de las puertas de cabina.
  • La instalación debe impedir que la inutilización de las botoneras y pulsadores exteriores por culpa del fuego o del agua, provoque que el ascensor se pare. Los pulsadores y botoneras deben ser elementos independientes entre sí, sin cableado en serie que provoque una avería en caso de fallo de alguno de sus circuitos.

¿Cuáles son los requisitos que deben cumplir el entorno y el edificio alrededor al ascensor?

Cuando hablamos de seguridad en el ascensor, hablamos del núcleo de escaleras contra incendios válido para edificios públicos y no públicos. En este sentido:

  • Los rellanos de acceso al ascensor de incendios deben estar sectorizados y ser una una zona segura para las operaciones de extinción de incendios.
  • Los rellanos de acceso al ascensor de incendios deben estar sectorizados y formar una zona cerrada y aislada del resto del edificio mediante una puerta contra incendios.
  • La resistencia al fuego de los compartimentos del hueco del ascensor debe cumplir con la norma EN 1634-1.
  • El hueco y los cuartos de máquinas del ascensor contra incendios no pueden estar equipados con aspersores contra incendios.

Estas zonas seguras tienen como objetivo proteger al hueco del ascensor, a los bomberos y a los posibles evacuados contra el fuego, el calor y el humo, además de permitir el autorescate de los bomberos atrapados en cabina, a través de trampillas de emergencia. 

Otros requisitos de los ascensores contra incendios

  • Los ascensores contra incendios, o para bomberos, deben poder activarse mediante una señal específica que llegue a la maniobra del ascensor en caso de incendio. 
  • Deben alcanzar el rellano más alto desde el nivel de acceso de bomberos en menos de 60 segundos contados desde el cierre de puertas. Para los ascensores de recorrido mayor a 200 metros, este tiempo se puede incrementar en 1 segundo por cada 3 metros de altura de viaje adicional. 

En resumen, un ascensor contra incendios, contrariamente a uno normal, debe estar diseñado para funcionar el mayor tiempo posible bajo condiciones extremas. En especial,  la fiabilidad de las alimentaciones eléctricas y de la circuitería es esencial para el funcionamiento del ascensor contra incendios. Este tipo de ascensor puede ser utilizado como uno de pasajeros cuando no exista incendio. 

Los elementos adicionales con los que cuenta un ascensor contra incendios deberán estar incluídos en el programa de mantenimiento del ascensor para asegurar un funcionamiento seguro y fiable. 

En caso de necesitar ampliar la información sobre este tipo de ascensores contra incendios recuerda que en FAIN estamos a tu disposición las 24 horas del día, los 7 días de la semana, vía WhatsApp, redes sociales, teléfono (900 595 634) y correo electrónico.