Ascensores / 13 enero 2024
/

Montacamillas y montacamas: el transporte más seguro y cómodo en instalaciones médicas

Actualmente encontramos muchas y variadas soluciones que se ajustan a la movilidad y necesidades de los usuarios tanto en viviendas como en edificios privados o públicos. Para ello se diseñan, fabrican y se ponen en funcionamiento distintas tipologías de ascensores en función de su uso.

Por ejemplo: ¿Sabes que existen ascensores residenciales, unifamiliares, ascensores destinados a espacios como centros comerciales, oficinas y hasta de hoteles? Además de estos ascensores más convencionales, también hay un tipo de elevador especial para el sector sanitario con las mismas funciones que el resto, pero con características propias y específicas.

Hablamos de los montacamillas o montacamas, unos ascensores indispensables para la movilidad y el traslado de pacientes que van en sillas de ruedas, camilla o en cama. Hoy hablamos de este tipo de elevador para clínicas, hospitales y residencias.

Características y funciones del montacamillas

Los montacamillas son ascensores hidráulicos o eléctricos diseñados para ofrecer una máxima suavidad en los arranques y paradas, que se adaptan a las necesidades del centro hospitalario donde van a dar servicio. Estos elevadores permiten un desplazamiento cómodo y seguro de aquellos pacientes que deben ser trasladados por los distintos espacios del centro sanitario, como sala de operaciones, urgencias, habitaciones, salas de consultas, unidades de cuidados intensivos, etc.  Sus principales características son:

  • Capacidad de carga. Los montacamillas están diseñados para soportar el peso de camas o camillas, pacientes y cualquier equipo médico necesario durante el traslado.
  • Sistema de seguridad. Como cualquier ascensor convencional, este tipo de elevadores deben seguir las mismas medidas de seguridad y cumplir con la normativa existente. Son elevadores equipados con sistemas de sujeción y seguridad para garantizar una estabilidad durante el transporte, como barandillas o cinturones de seguridad para los pacientes.
  • Accesibilidad.  Tienen que ser accesibles tanto para pacientes como para el personal médico; con botones y controles de fácil manejo y sistemas de comunicación que permitan una interacción durante el desplazamiento.
  • Espaciosos. Deben tener unas dimensiones especiales, con puertas suficientemente amplias para facilitar la entrada, salida y el traslado lo más fácil y seguro, tanto del personal médico como de los pacientes que van en silla de ruedas o en camilla.
  • Higiene. Están hechos con materiales resistentes y fáciles de limpiar y desinfectar.
  • Tecnología. Son ascensores que deben incorporar maniobras electrónicas que prioricen los trayectos urgentes. Algunos modelos más avanzados cuentan con tecnología que facilita el traslado gracias a sistemas y mecanismos como pantallas informativas, ajuste de altura automático o controles táctiles.

La instalación de estos montacamillas en centros hospitalarios es obligatoria. Así lo recoge el Código Técnico de Edificación. Las normas más importantes son la europea EN 81-20 y la EN 81-70, que reúnen las características para el diseño y fabricación de estos ascensores en términos de accesibilidad y seguridad, tanto para los usuarios como para los técnicos de mantenimiento. Algunas de las características más importantes recogidas en esta normativa son:

  • Hay medidas y número de ascensores según el tipo de edificio y su número de ocupantes. Se establece una media de un ascensor accesible por cada mil personas.
  • Dimensiones de la planta de cabina. Entre 1,10 metros por 2,10 metros.
  • Sobre la carga. Debe soportar unos 1.000 kilos.
  • Velocidad. Será la que permita realizar un recorrido en menos de 60 segundos.
  • Seguridad. En caso de fallo eléctrico, debe seguir funcionando al menos una hora más gracias a su fuente propia de energía.

FAIN Ascensores, un referente en instalaciones del sector sanitario

Desde FAIN hemos realizado el diseño, planificación e instalación de montacamillas en varios centros hospitalarios de España; como en el Clínico San Carlos de Madrid, el Hospital Universitario de Getafe, el Rey Juan Carlos de Móstoles, el Infanta Leonor también en Madrid, el Hospital General Universitario Santa Lucía en Cartagena, Hospital Vithas La Salud en Granada o el Hospital La Fe de Valencia.

Somos especialistas en proporcionar servicios de mantenimiento de todo tipo de ascensores, como esta tipología montacamillas, garantizando el máximo confort y seguridad para los pacientes y todo el personal sanitario que haga uso de ellos.

¿Nuestro compromiso? Seguir ofreciendo soluciones únicas y a la medida de las necesidades de nuestros clientes.