Preguntas frecuentes sobre plataformas de elevación

Encuentra respuesta a las preguntas más frecuentes sobre productos de elevación tales como ascensores, escaleras mecánicas o salvaescaleras.

Preguntas frecuentes sobre ascensores


La principal función de los ascensores es la de transportar personas o mercancías de forma vertical. De forma resumida, se podría decir que los ascensores sirven para transportar verticalmente personas, aunque también objetos y otros seres vivos, siempre en función de las dimensiones y el peso admitido por la plataforma de elevación.


Una cabina de ascensor para 4 personas mide 1000 x 900 mm.


Una cabina de ascensor para 6 personas mide 1250 x 1000 mm.


Hay puertas de tres tipos de puertas de ascensor y de funcionamiento: la manual que es aquella que se abre y cierra de forma manual; la semi automática, que se abre de forma manual y se cierra de forma automática; y la automática, que incorpora un motor que abre y cierra la puerta.


Gracias a la hidráulica, estos equipos incorporan una central oleodinaica que alimenta un circuito que impulsa un pistón que eleva la cabina en el recorrido ascendente y recoge sobre el cilindro en el sentido descendente.


Un ascensor eléctrico consiste en una cabina o plataforma que se desplaza dentro de un hueco y se desliza por unas guías verticales, constando de mecanismos de seguridad y de una fuente de energía eléctrica para su funcionamiento.

El sistema de tracción de la máquina del ascensor se basa en la tracción por adherencia. Esta tracción se logra por un cierto número de cables de acero (actualmente se están sustituyendo por cintas más resistentes) que tienen un extremo anclado a la parte alta de la cabina, pasando por la polea motriz de la máquina, para terminar finalmente anclados al contrapeso que se desplaza por las guías instaladas en el hueco (al igual que la cabina, que tiene sus guías propias).

La polea dispone de unas ranuras para cada cable donde la masa del contrapeso y el peso de la cabina, tanto si va en vacío como a plena carga, hacen que los cables se aprieten contra la garganta de la polea motriz, moviendo ésta los cables sin que exista deslizamiento.

Además, el motor eléctrico no tiene que levantar el peso total de la cabina y los pasajeros. El peso de ésta y el de aproximadamente la mitad de los pasajeros está equilibrado por el contrapeso, que se desliza hacia arriba o hacia abajo, a medida que la cabina lo hace en sentido contrario.

Los ascensores eléctricos nos permiten realizar interveciones rápidamente, regresar al Parque sin haber rozado ninguna Unidad del S.E.I.S. o particular y, lo más importante: ayudan a que ninguno de los miembros actuantes resulten heridos.

Preguntas frecuentes sobre escaleras mecánicas


El cepillo de las escaleras mecánicas sirve ara disuadir al usuario de acercar el pie o cualquier elemento a los bordes de la escalera. Dado que el mayor riesgo de la escalera es la zona en la que las paletas se acercan a los rodapiés, el cepillo permite evitar el cizallamiento o el pinzamiento.


Te mareas en las escaleras mecánicas por un efecto óptico. Si subes o bajas una escalera mecánica que esté parada, la sensación de mareo la producen sobre todo las rayas de los peldaños, el ranurado. La mente está acostumbrada a que la escalera se desplace por conducta aprendida y adecúa tu ritmo de marcha a lo que esperas, y el ranurado de los peldaños engaña al ojo en la distancia a la que pones el pie.


Las escaleras mecánicas funcionan mediante una cadena similar al mecanismo de una bicicleta, son dispositivos de transporte cuyos escalones o peldaños se mueven hacia arriba o hacia abajo, según corresponda. Los peldaños están enganchados a la cadena de acero que, en su movimiento, va arrastrándolos hasta ponerlos en movimiento.

El corazón de una escalera eléctrica es un par de cadenas engarzadas alrededor de dos engranajes. Un motor eléctrico mueve el engranaje principal en la parte superior, el cual hace rotar la cadena constantemente.

Para disminuir las probabilidades de que la gente pueda resultar atrapada, especialmente en la zona de pasamanos y en el descenso de la escalera eléctrica, suelen instalarse mecanismos de seguridad que se encargan de detener de forma inmediata el funcionamiento en caso de que se detecte la presencia de algún usuario.

El mayor problema que podemos encontrarnos en las escaleras eléctricas es el de la aglomeración de personas y, como consecuencia de esto, los agolpamientos de las mismas, que son una fuente potencial de peligro debido al bloqueo del paso que se produce.

Preguntas frecuentes sobre salvaescaleras


El precio de una plataforma salvaescaleras puede rondar desde 6.000 euros a 18.000. Depende de la superficie, de si es inclinada o vertical, y de si lleva o no cerramiento.