Recoletos 8

Una cabina de madera única

En el ascensor de esta finca llevamos a cabo una sustitución completa. Patrimonio instó a la constructora a respetar la cabina de madera. Este elemento se restauró y posteriormente se le aplicó un barniz ignífugo para que cumpliera con la normativa vigente. Seguidamente, se acopló a un chasis de cabina de chapa.

Hay dos particularidades que hacen única esta cabina: tiene una altura de 2,5 metros (lo estándar son 2 metros) y el doble embarque a 180 está servido por puertas de tres hojas telescópicas de apertura lateral de cristal.

Por su parte, el movimiento del ascensor lo genera un grupo tractor gearless con su correspondiente variador de frecuencia, en un cuadro de maniobras FAIN de última generación.

Además, la cabina tiene capacidad para 7 personas y viaja a una velocidad nominal de 1 m/s.