Puertas industriales / 29 diciembre 2021

La forma de evitar la caída de las puertas abatibles de garaje

La estadística nos demuestra que se producen accidentes motivados por la caída de las hojas de las puertas abatibles/batientes.

Las situaciones que motivan la caída de este tipo de puertas pueden ser variadas: desconexionado de la pieza axial superior que motiva la rotura del pasador que une el accionador al cerco, rotura de bisagras por el peso de la hoja o por las maniobras de un accionador con las cotas no bien dimensionadas, etc.; si algún empleado de la finca donde se ubica la puerta no presencia el estado de la misma puede llegar a incurrir en un riesgo inherente que puede afectarle seriamente a él o a los propios usuarios de la instalación.

Normalmente, las puertas abatibles de garaje operan con accionadores preparados para soportar usos intensivos y pesos superiores a los 500 kg por hoja. Lo conveniente es establecer nichos en las paredes en los que se pueda insertar literalmente el motor cuando la puerta se encuentre abierta pero normalmente esta precaución no se estila en las instalaciones y los motores son objeto de golpes continuos que suelen motivar el aflojado de tornillos de los hidráulicos, vibraciones y la posibilidad de roturas de bisagras o axiales.

¿Qué medidas se pueden tomar para evitar el riesgo de caída de estas puertas?

La solución que aporta FAIN PUERTAS a este problema es plantear al cliente la realización de nichos en la pared de abatimiento de la hoja para ubicar el accionador en apertura, ofertar la sustitución de bisagras por puntos de giro axiales de características que dificulten la caída de la hoja (con tornillos que permitan su ajuste periódico) y, como medida más importante desde el punto de vista preventivo, el suministro e instalación de un cable de acero/eslinga/hondilla que una la puerta al marco al objeto de que, en caso de rotura de los abisagramientos, la hoja de la puerta no se caiga y no produzca situaciones peligrosas para los usuarios.

Además de lo anterior y como medida preventiva, es conveniente someter a este tipo de puertas a un mantenimiento preventivo de carácter periódico para valorar el estado de los abisagramientos y prevenir la caída de estas puertas rutinas de inspecciones.

Con independencia de las propias medidas tendentes a evitar estas situaciones peligrosas desde un punto de vista lógico, existe una normativa vigente en materia de Prevención de Riesgos Laborales que explicita que, en centros de trabajo con este tipo de puertas donde haya presencia de trabajadores, se deben instalar dispositivos que impidan la caída de las hojas: (REAL DECRETO 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo Anexo 1 apartado 6. Puertas y portones)

Si usted dispone de puertas abatibles en sus instalaciones y quiere que valoremos el nivel de seguridad de las mismas y la ausencia o presencia de estos dispositivos, contáctenos al teléfono 900806180 o envíenos un correo electrónico a [email protected] y desde FAIN PUERTAS le ofreceremos la mejor solución que evite el riesgo de caída en estas puertas.