8 junio 2022

Conexión a tierra de las puertas automáticas: incrementa tu seguridad y la de todos

La conexión a tierra en puertas automáticas consiste en la unión, mediante cables de suficiente sección, de los elementos metálicos de la puerta automática. Esta unión a través de electrodos permite evitar el diferencial de potencia que puede ser peligroso para las instalaciones y los edificios en donde se ubican.

La fuga de corrientes genera riesgos como:

  • Incendios
  • Electrocución de personas
  • Fallos en las placas y receptores de las puertas

La manera de evitar estos riesgos consiste en interconectar los elementos de la puerta asociados a un punto de giro, uniendo estructura y motor a conexión a tierra protegiendo la instalación.

Para proceder con esta conexión a tierra se emplean unos trenzados de cobre que se colocan en aquellos lugares de unión que puedan tener movimiento o en aquellos lugares donde haya zonas de arrastre. Se pueden utilizar dos tipos de trenzado: redondo o plano.

Para colocar de manera adecuada las protecciones a tierra se debe de realizar un circuito cerrado entre el cable a tierra del edificio y las partes metálicas de la puerta.

Una de las consecuencias de un buen servicio de mantenimiento preventivo es la verificación del correcto funcionamiento de los elementos de seguridad de la puerta automática; de esta forma conseguiremos evitar los accidentes que pudieran derivarse de un mal funcionamiento de aquellos. Verificar periódicamente los mismos es la mejor manera de evitar riesgos en daños a vehículos y, lo que es más importante, a personas que se mueven en los aledaños de las puertas o que directamente hacen uso de ellas.

Desde FAIN PUERTAS podemos fomentar a la consecución de estas ventajas en aras de conseguir un servicio excelente para nuestros clientes. Si no tiene sus puertas en mantenimiento con FAIN PUERTAS y quiere aprovecharse de estas ventajas, ¡contáctenos!